Reseña: Entrevista con el Vampiro (Anne Rice).


EL INICIO DE UNA SAGA DE VAMPIROS.



FICHA TÉCNICA

Título: Entrevista con el vampiro.
Autora: Anne Rice.
Editorial: S.A. EDICIONES B.
ISBN: 9788466646482.
Año de publicación: 2010.
Número de páginas: 600.
Género: Terror, vampírica.
Resumen: Louis, un antiguo hacendado de ascendencia francesa desesperado por la muerte de su esposa e hijo, es un vampiro que decide contar su historia.

Tanto invocó a la muerte que Lestat, un vampiro con más de cuatrocientos años, acudió a su llamada y le convirtió en contra de su propia voluntad en un ser despiadado e inmortal, por medio de un mordisco.

La historia pasa por diferentes estadios: la descripción de la familia de vampiros, el hastío de Louis y su inconformidad con su estado actual, o el enfrentamiento con otros vampiros.


Reto de lectura: Libros objetivo.



El reto consiste en tachar los 50 objetivos de la siguiente lista (52 libros).

A continuación os la dejo en español. La iré actualizando con los libros que vaya leyendo para cada objetivo.



Reto de Lectura: Sumando 2015.



El reto consiste en sumar los caracteres del título y subtítulo(s) de los libros que vamos leyendo, y ver si al final del año hemos alcanzado 2015 caracteres. Lo encontré en el blog Momentos de silencio compartido (a través de El club de las lectoras) y me pareció interesante, aunque inalcanzable en mi caso. Mi reto personal adaptado para lectoras lentas como yo, será llegar a 1000 caracteres. ;-)

Escribo a continuación los títulos tal cual están escritos en la portada de los libros (en cuanto a número de caracteres).



BookTag: El sacrificio de libros.

Hoy vengo con un booktag que me mandó ArwenLightwood y que encontró en el blog Butterfly Kisses, se llama El sacrificio de libros y me pareció muy cruel a la par que divertido. Me imaginaba destruyendo los libros de verdad y me sentí muy mal haciéndolo, pero muy bien a la vez, porque me encanta hacer booktags, me hacen pensar e intentar recordar todos los libros que he leído.


Relato corto: Otra nueva vida.

Era difícil acostumbrarse al sonido hueco y resonante del martillo contra la madera, al vacío en sus entrañas, al regusto amargo de la apatía en sus labios… Se quedó sin respiración durante unos segundos, al comprender que estaba ocurriendo de nuevo. ¿Cuántas veces iban ya? Seis. Por lo menos. Se detuvo a pensarlo. Siete, en realidad. Aquella era su séptima sentencia de muerte.

Relato corto: El juego de la conquista del mundo.

La batalla está cerca, lo noto, e intento tranquilizarme pensando que las largas semanas de espera pasadas sin noticias del enemigo nos han servido para reforzar nuestras huestes: hemos adiestrado a los nuevos miembros que llegaban día a día para unirse a la defensa de la cuidad, hemos construido armas nuevas y reparado cañones, escopetas, ballestas. Ahora estamos preparados para la lucha y nuestro ejército será difícil de vencer. Tenemos la ventaja de la defensa, conocemos el terreno, el atacante siempre tiene peor suerte con sus jugadas y aunque estén en clara superioridad numérica nosotros defenderemos la ciudad con nuestras vidas. Mientras haya un solo hombre en pie, habrá esperanza.

Relato corto: La primera navidad.

Érase una vez un gran mago muy poderoso. Era tan poderoso que le bastaba un chasquido de dedos para hacer aparecer cualquier cosa que necesitase. Joyas, dinero, ricos manjares… Lo tenía todo al alcance de la mano.

Sin embargo, a medida que el gran mago fue creciendo, se dio cuenta por sí mismo de algo que su madre siempre había intentado explicarle: la magia no podía conseguirlo todo.

Relato corto: El circo de la vida.

El reflejo del espejo te habla de un hombre cansado, que lleva una vida dura y una rutina agotadora. Te presenta, como cada mañana, a un hombre al que ya no le gusta su trabajo, un hombre aburrido de convivir día a día con las mismas personas, hastiado de compartir viaje con gente a la que no soporta y que, la mitad de las veces, no comprende su arte. En sus ojos apagados y sin brillo ves el abandono del que ha renunciado ya a hacer algo por cambiar todo lo que no le gusta de su vida, del mundo en general.

En su entrecejo fruncido encuentras el hartazgo del que, sin esperanza, se limita a dejarse llevar por la corriente y no pensar, ni desear, ni aspirar a nada más sino repetir la misma función día tras día. En sus labios apretados, puedes ver claramente la decepción y tristeza contenidas de quien sabe que podría haber logrado mucho más, y que no comprende por qué al final, se conformó con lo que ahora tiene. No vivir, sino actuar.

Relato corto: Me gustaría ser viento.

La observo, como siempre, desde lejos. Su figura se recorta a contra luz sobre un cielo tan azul que parece ficticio. Ella levanta el rostro y le dedica a la nada una sonrisa espectacular, que brilla en sus labios. Su cuello queda al descubierto cuando los largos mechones de pelo, rojos como el fuego, caen hacia atrás acariciando sus hombros.

Relato corto: La recompensa.

Al fondo de la barra, apurando un último trago de celebración, quedábamos sólo los cinco del grupo. En la sala se preparaban para cerrar. El público se había marchado hacía rato y nuestro equipo ya estaba cargado en los coches. Casi dos horas después de que acabase el concierto, creo que yo todavía no había asumido del todo lo que acababa de vivir.

Con una copa en la mano, disfrutando de unos merecidos minutos de descanso, miraba la caja medio vacía de CD’s con una sonrisa distraída en los labios. Los sentimientos y sensaciones se arremolinaban, confundiéndose unos con otros en mi interior.

Relato corto: Hormigas.

Rodeó con un brazo la cintura de Sarah mientras ella le cogía por los hombros. Les gustaba caminar así, acompasando sus pasos, casi de forma inconsciente, y tan pegados que podrían confundirse en la distancia con una sola persona.

Era un día triste, apagado, y a medida que avanzaba la tarde el cielo se iba cubriendo con densos nubarrones cada vez más negros. Llegó un punto en el que la luz del Sol apenas lograba traspasarlos, bañando Londres con un oscuro tinte rojizo, como el de un atardecer temprano.

—Qué pasada… —escuchó que decía Sarah, mirando al cielo.

Relato corto: Adiós, guapa.

El anochecer me sorprendió enredada en sus labios y cuando quise darme cuenta era demasiado tarde para inventar excusas. Me aparté de él precipitadamente y me recoloqué la ropa, sin mediar palabra. Terminé mi copa de un trago y le regalé mi último beso, fugaz, antes de salir del bar gritándole un juguetón “adiós, guapo” como despedida. Una sonrisa ensimismada danzaba en mi rostro mientras me preguntaba cómo diablos me había dejado cautivar de aquella manera por el intrigante forastero sobre el que todas cuchicheaban. Él plantó el codo en la barra, apoyó el mentón sobre su mano y, como si quisiese responder a mi silenciosa pregunta, me observó con esa mirada profunda que me había atrapado al instante horas antes, cuando le vi mirarme fijamente desde la puerta del bar de Joly y hacerme una seña para que me acercase.

Relato corto: Dos monedas de plata.

Miró a John a través de la ventana de la sala de estar. El bordado que sostenía en sus rodillas quedó olvidado durante unos minutos, mientras le veía corretear tras uno de los jóvenes que se ocupaban de las caballerizas. Reía a carcajadas cada vez que le alcanzaba, y después volvía a perseguirle, sin extrañarse de que su apacible compañero de juegos no demandase ser el perseguidor en ningún momento. No tenía edad suficiente para comprender que el joven negro, se estaba dejando atrapar.

Relato corto: Lágrima de vainilla.

¡Qué ganas de llorar!, pensé mientras cerraba el libro en mis rodillas y alzaba el rostro. Por un momento me sentí perdida, pero después recordé que viajaba camino a casa, y que todo lo que había sucedido desde hacía un par de horas, sólo estaba en mi cabeza. Y en las páginas de aquel libro.

Reto de escritura 2014: Relatea.

Relatea era una web muy genialosa en la que se proponía un tema cada mes (aproximadamente) sobre el que escribir un relato de menos de 1000 palabras. Estuve presentando relatos desde su inicio hasta que tuvo que cerrar por falta de afluencia. Fue una experiencia que me encantaría repetir.

Aquí os dejo enlaces a los relatos que fui escribiendo, junto al tema propuesto en cada página por la web de Relatea.