Reseña: Trilogía John Cleaver (No soy un serial killer + Mr Monster + No quiero matarte) de Dan Wells.

UNA SAGA DE ASESINATOS DESDE OTRO PUNTO DE VISTA Y TONO NARRATIVO.



FICHA TÉCNICA

Título: No soy un serial killer + Mr Monster + No quiero matarte.
Autor: Dan Wells.
Editorial: Booket.
ISBN:9788408004189 / 9788408005179 / 9788408112129.
Año de publicación: 2012 / 2012 / 2013.
Número de páginas: 352 / 368 / 432.
Género: Thriller / Misterio.
Resumen: John Wayne Cleaver tiene 15 años y sabe que es diferente. Pero no porque sólo tenga un amigo ni porque ayude a su madre en el depósito de cadáveres. John es un sociópata que reconoce en sí mismo los clásicos signos de ser un incipiente asesino en serie.


OPINIÓN

Empecé esta saga por recomendación de @MUSAJUE, que vino a hablarme de ella porque sabía que me gustan las novelas sobre asesinos o de misterio. La verdad es que es poco habitual ver la novela desde el punto de vista del asesino y aunque es algo que se cumple sólo a medias en estas entregas, creo definitivamente que es el punto de vista que más me gusta.

Hay varios puntos a favor de la novela, para empezar que se lee muy fácil, y voy a explicar esto para que no penséis que es un tópico, porque últimamente estoy viendo esta frase en muchas reseñas y parece que queda un poco vacía.

¿Qué quiero decir con que se lee fácil? Para empezar, me refiero a que emplea un lenguaje simple, sin florituras, directo al asunto sin entretenerse en demasía en las descripciones o esforzarse por conformar oraciones rimbombantes, además de adornar algunos momentos con situaciones cómicas y ridículas que en mi opinión daban frescura a la historia al dejar un toque de humor. Creo sin embargo que, sobre todo en la primera entrega, da vueltas de más y nos repite demasiadas veces algunos elementos, llegándose a hacer lento en las primeras páginas.

Por otro lado, el misterio de estos libros no es mareante, no cansa, ya que no se pretende que el lector sea un segundo detective a la sombra del detective protagonista, como en casi todas las novelas de misterio, sino que simplemente se pretende que siga los acontecimientos como a quien le cuentan una historia.

No hay pistas y sospechosos a raudales ni caminos de investigación que se bifurquen en doscientas ramas para marear al lector, no hay falsos sospechosos ni falsos móviles. Casi desde el principio tienes claro el perfil del asesino y sólo te interesa ir conociendo el detalle de sus crímenes y cómo se desarrolla la investigación tanto de la policía como del chaval protagonista. Sobre todo, una vez leída la primera entrega, No soy un serial killer y empezada la siguiente, Mr. Monster, comprendes que el autor no pretende innovar de un libro a otro. Los tres siguen la misma pauta, terminando con No quiero matarte y, lejos de parecer aburrido, se me hizo interesante, como volver a casa.

En cuanto a los personajes de estos libros, es de ley empezar por el protagonista, un joven sin empatía ni amigos llamado John Wayne Cleaver que vive con su madre y su tía, dueñas de una funeraria. John tiene una característica que resalta sobre las demás: es un sociópata que está obsesionado con los asesinos en serie. Creo que las patologías de John están bastante bien retratadas y la minuciosidad con la que el autor nos repite sus pensamientos ayudan mucho a meterse en su mente y comprender su visión del mundo. Sin embargo, uno de los puntos negativos que le vi a este libro fue en cuanto a la construcción del protagonista, ya que no me gustó que fuese al instituto. No me pegaba nada y me parecía innecesario y, sobre todo, antinatural para las actividades que después realizaba (embalsamar cadáveres, por ejemplo, o entrevistar sospechosos o verse con la policía en interrogatorios, sin estar presente su madre). Esta es una de las mayores pegas que le saco al libro y que entra un poco en contradicción con algo que me gustó mucho: el autor no necesita matar a la madre del chaval protagonista ni hacer que sea completamente negligente para desarrollar su trama. Me explico: la madre y John desarrollan actividades juntos, ella conoce sus problemas psicológicos y le ayuda como puede, apoyándole, hablando con él cuando ve que es necesario, llevándole a un psicólogo, escuchándole y preguntándole siempre. Es un personaje importante de los libros y que tiene cierto protagonismo, que influye en la vida del protagonista. Es raro ver una madre implicada en la historia de su hijo en las novelas con protagonistas adolescentes y lo agradecí muchísimo en esta saga. En el lado negativo de la balanza, aunque consigue desarrollar la trama con un chaval con familia, sí que vemos el cliché de rupturas y enfados continuos dentro de la misma.

Siguiendo con los personajes de la trilogía, podríamos decir que el resto de ellos se definen por la relación que mantienen con John. Este punto me gustó mucho, puesto que a pesar de retratar en John a un sociópata incapaz de forjar con facilidad relaciones reales con otras personas, vemos sus esfuerzos por adaptarse al mundo, por encajar aunque sólo sea en fachada. Creo que todos hemos sido en algún punto de nuestra vida un John Cleaver, en el sentido de ser simplemente un derroche de normas de etiqueta y pautas a seguir, más una marioneta de lo que se supone que debíamos ser, antes de ser lo que realmente éramos. Me gustó mucho ver cómo nadie más que su madre (y su psicólogo) ve en John a la persona que realmente es John. Es muy real, porque hoy en día, con tantas caretas que nos ponemos (todos) dudo que haya muchas personas que se conozcan realmente, sin máscaras.

En el siguiente escalón de protagonismo están los asesinos en serie a los que persigue John, cuya presencia nos plantea una situación bastante surrealista que no quiero detallar aquí para no caer en spoilers, y que aunque a mí fue lo que más me gustó de la novela (por hacerla diferente, fantástica dentro de la criminología), creo que puede llegar ser chocante para los amantes del género policiaco y hacer que esta saga no guste tanto como podría. El halo de misterio rodea en estos libros a los asesinos en sí, y no necesariamente a las pistas que llevan a descubrirlos.

Por último, como en toda novela de adolescentes que se precie, tenemos al mejor amigo y la chica que se relaciona con nuestro protagonista. Esto último me gustó bastante, porque el autor no cae en el romance fácil y sin propósito, ella tiene un papel en los libros y en la vida de John, no es un florero ni un maniquí ni un trofeo que lucir ante sus amigos, habla con él sin necesidad de ser su novia, quedan, cenan, se divierten juntos haciendo actividades normales.

A nivel de trama, creo que me ocurrió lo habitual con las trilogías, y es que sentí que podría haberse desarrollado la historia en menos tomos, aunque fue algo leve y no tan exagerado como en otras ocasiones, como ya he mencionado antes, en esta saga la historia se repite una y otra vez, pero no sentí que fuese repetitivo, porque aunque las bases sean las mismas varían suficientes elementos como para darle a cada tomo su originalidad y hacerte desear saber cómo se desarrollaría en cada ocasión.

En conclusión, es una saga que me ha gustado mucho. El primer libro sorprende por su frescura y la originalidad del punto de visa. Tal vez el libro que veo más flojo en cuanto a argumento es el segundo, pero a cambio es el que nos hace profundizar más en la mente de John y comprender cómo vive dentro de su fachada. Para terminar, el final del tercer libro me gustó mucho, aunque de forma algo contradictoria con mis propios sentimientos o esperanzas.

Esta saga tiene muchos más libros, pero de momento estos tres me han dejado buen sabor de boca y tengo la sensación de que leer en un corto plazo de tiempo más historia en torno a lo mismo, podría enturbiar la sensación. Quiero viajar a otros mundos y conocer a otros personajes, pero si os gustan las novelas de adolescentes que hacen cosas demasiado maduras para su edad, y os gustan las novelas de misterio que no siguen la pauta establecida y, sobre todo, los psicópatas: os recomiendo que deis una oportunidad al primer libro de esta saga. Yo leí los tres en una semana. No os llevará mucho tiempo.





¿Habéis leído estos libros? ¿Qué os han parecido? ¡Me interesa vuestra opinión!

3 comentarios:

  1. Que buena crítica, me alegro de habértelo recomendado! Esos tres son los mismos que yo leí, conozco al menos otros 3 o 4, pero no estoy segura de que hayan traducido alguno de ellos al castellano todavía. En cuanto les eche un ojo te comento. Estoy de acuerdo contigo en la mayoría de tus comentarios, quizá en lo que más discrepo es en tu opinión sobre el segundo libro, que para mí fue el más intenso y personal de los tres. También me costó un poco al principio hacerme a la idea de que el protagonista es un adolescente, ya que su actitud es bastante fría, calculada y comedida, pero es algo muy típico en la sociopatía, aunque sí destaca el contraste con algunas situaciones en las que se encuentra que lo hacen ver como alguien mucho más adulto y que realmente no encaja con alguien de su edad, y notas como interactua con el resto de personas de su edad e incluso con los adultos de una forma muy calculada. Me gustó lo meticuloso de su forma de pensar, y la forma en que se trata la sociopatía/psicopatía y los asesinos en serie. En algunos momentos es un libro bastante crudo, por eso está bien que se sepa antes de leerlo que tienen que gustarte, o mínimo tolerar, temas relacionados con asesinos en serie, si eres alguien muy susceptible al tema, este libro no es para ti. Para los que se atrevan pues lo recomiendo mucho, es una de mis sagas preferidas y creo que cuanto más avanza la historia más interesante, oscura y precisa se va volviendo y eso es genial, no solo ver la evolución de los personajes y eventos, si no también como mejora la trama e incluso la habilidad del escritor.

    Me alegro de que te gustara ^^. Saludines ;3

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ya sabes que yo suelo huir de este tipo de libros. El misterio me gusta, sí, pero si ya me mezclas misterio, policíaco y poco de thriller como ocurre en esta trilogía, aléjalo de mí.
    Me ha gustado lo que dices de que va al grano y no se anda por las ramas porque es algo en lo que suelen caer muchos escritores. Está bien que nos describan el ambiente para que nos situemos pero a veces dan más importancia a eso que a la propia acción.
    Otra cosa diferente y original es que se sabe de antemano quién es el "malo" y no tienes que hacer cábalas para averiguarlo. Aunque yo lo prefiero así, entiendo que te haya gustado ver la otra cara de la moneda.
    No voy a leer estos libros pero me alegro de que te hayan gustado.
    Y bueno, no sé si tengo que poner un hashtag tipo #ReseñadoresUnidos al final del comentario, así que... jajajaja.
    Un beso:)

    ResponderEliminar
  3. No lo he leído pero ha despertado mi interés. Tengo un hijo adolescente sin amigos y que en ocasiones ha sido tachado de sociópata y solo por esos detalles, me apetece leerlo. Eso de que se repita la historia bastantes veces, no sé hasta qué punto a mí me gustaría, lo mismo que no se ahonde en los detalles y se vaya directo al grano. A mí me gusta montarme mis películas cuando leo novelas, crear hipótesis y hacer listas de sospechosos. No sé si disfrutaría del todo con esta obra aunque, como dije, me llama la atención.

    Besos de tinta.

    ResponderEliminar