Artículo #6: ¿Y tú? ¿Lees a mujeres? (+ Iniciativa #EstaNavidadRegalaAutoras)

El miércoles pasado @edcerbero, que para quienes no les conozcan es una editorial de literatura de género (ciencia-ficcion, fantasía y terror) que se dedica sobre todo al formato bolsilibro, hizo una reflexión en forma de hilo en twitter donde intentaba poner de manifiesto que la invisibilidad de las escritoras es un problema endémico y vertical y que es una falacia pensar que la disparidad existente entre los autores y las autoras se resuelve con no fijarse en el género de quien escribe. Os dejo aquí el hilo completo:



En dicho hilo se plantea un tema que ya he mencionado por aquí algunas veces: la menor visibilidad que se les da a las autoras hace que parezca que escriben o publican menos que los hombres. Hablaban de que ellas no publican, escriben ni viven en igualdad de condiciones que ellos. En resumen, se habla del patriarcado y de cómo afecta a las mujeres en el mundo de la escritura. Algo que, por cierto, ya hizo Virginia Woolf en su ensayo Una habitación propia hace bastantes años.

El famoso hilo de Cerbero, tan necesario, tuvo por suerte mucha repercusión y por desgracia, con ella, llegaron los ofendidos (y las ofendidas) criticando la reflexión con argumentos más o menos pueriles porque #NotAllMen, #Discriminacion, #Feminazis, #AMiNoMeDigasLoQueDeboLeer y #EnElMedievoEstoNoPasaba. Etcétera. Por lo que he leído recientemente, llegaron incluso a las amenazas.

En fin, qué pena. Para que luego digan que el feminismo no es necesario.

Pero centrándonos en lo importante: el hilo venía a decir que no es que no existan escritoras, ni que escriban peor que ellos, ni que tengan menos ambición por publicar, sino que a ellas no se las muestra ni publica ni promociona en igual medida.

Ya compartí hace tiempo el recuento que hizo Iria G. Parente en una librería (Fnac) mediante el cual tras contar más de 700 libros en las mesas (libros por tanto expuestos y más visibles), se dio de bruces con un total de 68% hombres - 32% mujeres, siendo la rama de la romántica la única en la que las mujeres sacaban una aplastante ventaja. Siendo también la rama de la romántica la que históricamente, y todavía hoy en día en ciertos círculos, es considerada literatura de segunda. Pensar cual es la causa y cual el efecto de estas dos cosas daría para otra entrada distinta, pero no estoy aquí para hablar de eso hoy.

Esta diferencia de números es un hecho que ocurre siempre y podéis constatarlo por vosotros mismos en cualquier puesto de venta de libros si dedicáis unos minutos a contar. Os dejo la foto del recuento realizado por Iria para reflejar más claramente lo que quiero decir.

EscritoresEscritoras
Juvenil28 (40%)42 (60%)
Fantasía y Ciencia Ficción99 (92.5%)8 (7.5%)
Romántica2 (2.6%)75 (97.4%)
Novela negra78 (78%)22 (22%)
Terror35 (97.2%)1 (2.8%)
Histórica59 (86.8%)9 (13.2%)
Literatura general149 (70.3%)63 (29.7%)
Destacados actualidad81 (72.3%)31 (27.6%)
TOTAL531 (67.9%)251 (32.1%)


¿Quieren estos datos decir que las mujeres no escriben?, ¿que escriben menos que los hombres?, ¿que tienen menos ambición por publicar que ellos? En absoluto. En ausencia de datos sobre el rechazo editorial, sin poder saber si se rechaza a hombres en igual proporción que a mujeres, podríamos pensar que ellas escriben menos (según Cerbero, no en un porcentaje tan dispar como el de los expositores). Pero careciendo de estos datos, por lo pronto podemos decir que sus libros no se promocionan ni muestran en igual medida. Esto, en parte, es una buena noticia, ya que tiene mejor solución (más fácil, dentro de lo que cabe) que si simplemente las mujeres no escribiesen. Es una cuestión de autoconciencia, de comenzar a hacer las cosas de otra manera. Consumidores, promotores, liberías, y todos los involucrados en el gremio. La solución pasa por hacer un esfuerzo consciente por equilibrar la balanza.

Podría parecer que esta diferencia de porcentajes en los libros visibles no tiene impacto porque, como decían muchos, "yo no me fijo en el género de la persona que escribe". Bueno. Precisamente.

Si uno NO se fija en ello, y el 70% de los libros que le ponen delante son de hombres, a no ser que haga un esfuerzo consciente por escoger entre el 30% restante, muchas más de sus lecturas serán escritas por hombres. Concretamente y si la elección fuese totalmente aleatoria, un 70% de ellas lo serían.

Esto no tiene nada de malo per se, salvo que es difícil darse cuenta (yo misma no lo hice hasta que alguien me instó a fijarme) y que esta hipotética persona (que por desgracia representa a la gran mayoría de ellas, entre las que me cuento) se estaría perdiendo la visión del mundo de esa otra mitad de la población que, como ya dije en mi reseña de La guerra no tiene rostro de mujer (Svetlana Alexiévich), se llaman mujeres. Y sí, también existen. Y sí, también tienen muchas cosas interesantes que contarnos, a menudo desde otro punto de vista que el de los hombres.

De este tipo de reflexiones y problemas surge la necesidad de que lectores, distribuidoras y editoriales (no necesariamente en este orden de importancia) se conciencien e intenten cambiar su modo de vender o comprar libros. A raíz de esto surgen iniciativas feministas (en las que participo) como #AdoptaUnaAutora o #LeoAutorasOct que se dedican a hablar de escritoras, a visibilizarlas, a darles ese espacio que deberían tener en librerías y de momento aún se les niega.

Un gran paso paso de esta todavía pendiente visibilización, para mí, podría venir sobre todo por la parte que no atañe al lector, sino a todo lo que hay detrás de la publicación y promoción de un libro. Es cierto que si los escaparates fuesen equitativos, ayudaría mucho, tanto a que los lectores se decantasen por libros escritos por mujeres, como a que otras escritoras se decidiesen a publicar, al ver que los libros de sus compañeras se tratan de igual modo que los de ellos. Pero es evidente que nosotros como lectores también podemos ayudar, si le ponemos voluntad e interés al asunto. Os invito a reflexionar sobre esto, a contar las autoras y autores que leéis o compráis, a comparar las cifras y preguntaros si la diferencia es razonable y, de no serlo, plantearos por qué está ahí, o si queréis hacer algo por cambiarla.

Yo hice mis cuentas el año pasado, y salió de ello una curiosa entrada que reflejaba que, aunque mis porcentajes de lecturas eran menos dispares en cuanto al género del autor que las de la librería que visitó Iria, había disparidad. Durante todo este año he estado intentando cambiar esto, igualar la balanza, leerlas a ellas y ver qué tienen que decir. Ya se está notado la mejoría y por lo pronto puedo decir que no me arrepiento de nada. (Podéis leer aquí la entrada: Estadísticas en mi estantería. Los sesgos de género, continente y otras cuestiones). De momento, mis porcentajes de lecturas andan así (no hay que fiarse de la parte de antes de 2000 porque ahí falta contar muchos libros todavía):

Año Antes 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007
AUTORES 9 4 4 12 4 8 10 3 3
AUTORAS 37 3 2 1 5 8 4 6 5


Año 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017
AUTORES 10 7 14 10 7 0 6 14 23 11*
AUTORAS 9 1 2 0 2 0 0 17 20 16*
Como podéis observar, hay más paridad en los tres últimos años.
En la época 2009-2014 hubo un abismo de diferencia.

Después de toda esta reflexión, quisiera hablaros de una nueva iniciativa que ha surgido durante estos días a raíz del hilo de Cerbero. Parte del blog de @MmarGlezGomez y se llama #EstaNavidadRegalaAutoras. Su función es, como llevo toda la entrada diciendo, la de hacer un trabajo que ojalá no tuviese que hacerse: visibilizar autoras. Para ello, todo el que quiera participar, puede hacerlo tanto por twitter como por su blog, realizando una recomendación diaria de una autora. Un libro de autora por día, desde el día 1 de Diciembre (hoy) hasta el 6 de Enero.

¿Te unes a la iniciativa? Yo lo haré en un hilo de twitter que os dejo aquí debajo y, además, a final de mes lo recopilaré todo en una entrada, para que la información no se pierda.



¡Gracias a todos por leer!

¡No nos mires! ¡Únete! ¡Aún estás a tiempo de contactar con su creadora y apuntarte a recomendar autoras a malsalva! ¡Hagamos eso que todavía no hacen todas las tiendas!

10 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Coincido totalmente con lo que dices y, si te digo la verdad, no entiendo que en 2017 siga habiendo esa diferencia entre publicaciones, o mejor dicho promoción, de hombres y mujeres. ¿Qué se gana con eso? ¿De verdad la gente compra una novela según el sexo de su escritor? ¿Tan poco les importa la sinopsis o críticas que pueda haber? ¿Seguimos en la Edad Media pensando que el trabajo de las mujeres es más malo solo por ser chicas? Es que no lo entiendo. Como digo siempre, yo leo a más mujeres que hombres porque leo mucha romántica que, como bien dices, es un género en el que predominan las mujeres.
    No sabía las estadísticas que hizo Iria pero me parecen muy curiosas. Que, curiosamente, las mujeres predominan en romántica y literatura juvenil, géneros que a la gente no le parecen importantes y muchas veces los catalogan incluso de BASURA.
    Me ha gustado mucho esta entrada. Pensaba que ibas a recomendar a escritoras de varios géneros pero esta entrada es necesaria y me ha gustado como has tratado el tema.
    A ver si en el recuento que hagas en enero encuentras diferencia respecto al año pasado.
    Un beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Paula!

      Muchas gracias por comentar esta entrada. Creo que no ha tenido mucha acogida, o a la gente le da miedo comentar, no sé.

      En realidad es que parece ser que las editoriales sí que podrían recibir menos escritos de mujeres que de hombres (aunque no en tanta desproporción como luego los publican). Por lo que me ha comentado Amelia Noguera y también ha publicado la Editorial Cerbero sobre los manuscritos que reciben, hay menos envíos por parte de mujeres. Pero eso está cambiando y cambia con la motivación. Cuando Cerbero empezó a hacer estos hilos, a motivar a las mujeres y a hacerles ver que su trabajo no caería en saco roto, empezaron a recibir más manuscritos de mujeres. Esto pasó también en Triskel Ediciones, la editorial que publicó el I Premio Ripley (recopilación de relatos de terror y cifi escritos por mujeres). Esto lo he oído yo en charlas de ambas editoriales a las que he ido, y me parece muy interesante.

      Pero sí, algunos siguen en la edad media, sobre todo en twitter, porque no veas la de hatters que aparecieron a decir cosas raras sin sentido sólo por el hecho de que se intente promocionar la literatura escrita por mujeres.

      Exacto, la propia Iria dijo que era curioso que las mujeres predominasen en esos géneros que están peor considerados. ¿Es porque sólo se sienten cómodas ahí? ¿O porque es el hueco que se les deja?, me pregunto yo. Supongo que habrá de todo. Pero lo que sí es tema de debate es ¿acaso (tal vez inconscientemente) el género se considera basura porque hay más mujeres escribiendo? Esto me da miedo pensarlo, la verdad.

      Me alegra que te gustase la entrada, muchísimas gracias por ser la única en comentarla. Sobre recomendaciones, justamente acabo de publicar esta otra entrada justamente con eso. Sobre la iniciativa de Marimar y mis recomendaciones de autoras. Sigue en construcción y la actualizaré cuando pueda con más autoras hasta que acaben las Navidades.

      Me alegra que te haya gustado cómo he tocado el tema. A veces me da miedo hablar de estas cosas por si viene gente a molestar, pero de momento no ha sido el caso así que me alegro.

      Muchísimas gracias por el comentario. ¡Espero que haya diferencias en el recuento! Aunque tal vez espere un poco más para tener un periódo más largo de tiempo que analizar :D

      Un besazo.

      Eliminar
  2. Holaaaa Stiby!!!!
    Pues como bien sabes siempre te digo que en todo lo que se comenta tienes razón y que la cosa tiene que cambiar mucho pero para variar yo como siempre soy la oveja negra de la familia XD....yo si me pongo a mirar mis estanterías tengo mayoría de mujeres entre Cassandra Claire, Rowling, Suzanne Collins, Claudia Grey,Kiera Cass, Deborah Harkness y muchas mas que no escribo para no aburrir XD....mi estantería esta mas llenas de mujeres que de hombres. XD Y encima soy aun mas oveja todavía porque encima dicen que lo que mas escriben las mujeres es romántica....y creo que en todas mis estanterías el único libro romántico es Te encontre y esta escrito por un nombre XD Nicholas Sparks. Si,si no me lo digas ya se que soy la rara.
    buena entrada....
    besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :D

      A mí me pasaba lo que a ti en los libros que leí antes del año 2000 (estoy en proceso de catalogarlos y contarlos todos pero me llevará algunos meses ya que están desperdigados por diferentes casas de la familia).

      En cuanto a la romántica creo que somos iguales, puesto que casi no he leído romántica (ni escrita por mujeres ni por hombres), ya sabes que no es un género que me guste mucho, soy más de fantasía, o ciencia ficción, o histórica, que ahí también suelen escribir algo más las mujeres.

      Gracias por leer y comentar la entrada. Un beso.

      Eliminar
  3. No he entendido que era lo que te pasaba a ti antes del 2000 que tenias todo mujeres?
    Yo también soy mas de fantasía e histórica....¿¿¿porque nos hemos distanciado tanto???
    De nada besitos y cuídate y feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, antes del 2000 leí toda la saga de Los cinco, de El pequeño vampiro, y otros libros infantiles escritos por mujeres.
      No sé, yo no he tenido un muy buen año lector este año, he leído más bien poco, aunque en octubre leí mis libros favoritos del año (quitando La guerra no tiene rostro de mujer). Por eso al año que viene quiero leer solo mujeres a ver qué tal, porque este año creo que han sido mis mejores lecturas.

      Un beso y muy feliz año también para ti.

      Eliminar
  4. Puessss, a ver...
    Entiendo tu postura, y la defiendo, pero yo soy más de no mirar quien ha escrito que, las palabras no tienen género, bueno si lo tienen, pero no diferencia entre si por ser de un género u otro ya me entiendes, lo que quiero decir con esto es que a mi lo que me importa es más lo que hay escrito que quien lo ha escrito. Aunque como ya he dicho entiendo esta iniciativa y que se hace para equilibrar una balanza que como en casi todos los sectores de la vida se inclina demasiado hacia el lado masculino. Así que adelante tenéis mi apoyo pero yo seguiré leyendo libros sin mirar lo que hay dentro de su ropa interior.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que intento explicar en la entrada es que si tú metes la mano en un cajón con 50 bolas negras y 2 rojas, sin mirar, va a ser muy difícil que saques una bola roja y que siquiera sepas si te gusta o no el color rojo en la bola.

      No estoy diciendo que te guste más o menos lo que escriben hombres o mujeres, sino que vas a leer por fuerza menos mujeres sin no te fijas al elegir.

      Otra cosa bien distinta es que elijas el libro solo porque es de una mujer. No digo eso. Lee la sinopsis, haz lo que suelas hacer para guiarte al escoger un libro, pero fíjate en quién lo ha escrito. Dices que "las palabras no tienen género", pero yo digo que sí lo tienen. Los hombres y las mujeres no pensamos igual, no tenemos las mismas inquietudes, no hemos vivido igual, así que por fuerza no escribimos igual. Así que un libro escrito por una mujer es distinto que uno escrito por un hombre. Emplean el mismo vocabulario, pero sus mentes son distintas, porque han sido educados o han vivido de forma distinta...

      De todos modos, obviamente, cada cual lo verá a su modo. Yo sólo quería reflejar en esta entrada mi forma de verlo :)

      Gracias por leer.

      Eliminar
  5. Es un buen tema para siempre resaltar este, en principio la verdad que
    ese argumento de "No me fijo en un libro por quién lo escribió, sino si me gusta la narrativa o elementos paratextuales (como la portada, título, sinopsis, etc)" En mi caso,
    no me lo habia planteado con demasiada profundidad, pero la verdad es que si tuviera que elegir entre un libro escrito por un hombre, o una mujer, me quedo mil veces por el escrito por una mujer, no sé, no tengo una explicación concreta, pero supongo que inconscientemente pienso que una mujer tiene mayor sensibilidad por un lado, aunque ése, no es el motivo principal, cuando pueda explicarmelo a mi mismo, podré desarrollar mas
    esta elección. Aunque otro motivo, puede que sea que también inconscientemente un hombre busca saber el pensamiento de una mujer leyendo el escrito de una, y viceversa (?)
    En el artículo mencionas a Virginia Woolf, solo he leído un libro de ella, y quisiera leer mas. Después, lamentablemente describes algo que no solo pasa en el mundo literario, sino en el musical, en el fútbol, en distintos ámbitos, "El negocio", al fin y al cabo, esto es por plata, y la mecánica de los negocios está muy alejado de las sensibilidades o emociones que puede generar cualquier persona, ahi solo las Editoriales buscan vender, y si encuentran una mujer que aunque haya escrito librazo, pero su perfil o su estilo no va con lo que se quiere vender siempre va a existir, pasa con los hombres, así que supongo que con las mujeres debe ser mas brutal el rechazo a publicar.
    En mi caso, no me puse a contar, pero supongo que tengo mas libros escritos por hombres :S, en fin solo puedo decir que intentaré leer a mas mujeres, ya que pasó la navidad jaja

    Abrazo de gol, Marco (@Lequibuzz)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas!
      La verdad es que simplemente quería dar a entender que ese argumento que parece válido y hasta lógico no lo es si el mercado está de por sí sesgado.
      Yo suelo leer más hombres como se ve en esta entrada, así que este año 2018 estoy haciendo un reto de leer sólo a mujeres durante un año (UnAñoDeAutoras), para ver si equilibro la balanza, y porque me pasa como a ti, que a veces me paro a pensar y casi todos los libros que mas me han gustado son de mujeres... así que no creo que sea por el género de la persona que lee en sí que nos guste más uno u otro. Supongo que también depende del momento en el que nos encontremos.

      Yo también he leído sólo un libro de Virginia Woolf, Una habitación propia, la verdad es que me gustó mucho y me gustaría leer más de la autora.

      Y sí, está claro que buscan vender, pero yo pienso que si se empuja un poco en este sentido, no habrá que cerrar puertas a las autoras o abrirles menos puertas que a los autores, sino más bien promocionar los libros en su justa medida y en los sectores a donde estén dirigidos.

      Muchas gracias por tu comentario, me alegra que leyeses esta entrada porque me pareció muy interesante darme cuenta de estos sesgos y me gustó detenerme a pensar en ello para escribirla. Si te ha hecho pensar un poco como parece en tu comentario, ya me doy por satisfecha :)

      Saludos!

      Eliminar

Si te ha gustado la entrada, deja un comentario o compártela en las RRSS y me harás muy feliz.

Nota de advertencia: aconsejo copiar el comentario en el portapapeles antes de pulsar "Enviar", porque blogger falla más que una escopeta de feria. El blog no tiene moderación de comentarios, si envías uno y no aparece automáticamente, es un error de blogger, por favor, ¡mándalo de nuevo!

Nota anti spam: Ejerceré mi derecho a borrar todo comentario que no tenga nada que ver con la entrada y sólo consista en un hola, leí tu entrada, visita mi blog o similares.