Relato: #OrigiReto2018 - Érase una vez (Mayo 1)

Hoy vengo a contar un cuento, que empieza como todos los cuentos: «Érase una vez que se era….» ¡un pueblo lleno de cuchicheos! Poco glamur, ¿verdad? Es lo que tienen los cuentos a veces, que empiezan con mucha rimbombancia y acaban por decepcionarnos. Pero esto es así. Cuchicheos.

Cuchicheos sobre mi fortuna, mi vida, mi soledad o mi locura, tanto más da. Cuando no salgo de la Hacienda, que si me habré vuelto loca. Cuando no voy al mercado, que si no me alimento como la gente normal...

¡Ay!, ¡sí!, espera, el cuchicheo más interesante es que, agárrate, ¡soy un fantasma! ¿Es para reírse, o no es para reírse? Bueno, no sería para reírse si fuese verdad, claro. Estar muerta no es cosa de chistes, lo sé mejor de lo que piensas, pero tú me entiendes.

TOP 10: Mis ganancias en el juego.

CON MI SUPERPODER DE ANTIHEROÍNA (CONOCIDO MUNDIALMENTE COMO: GANAR TODOS LOS SORTEOS).



Hace mucho tiempo que la gente que me sigue en twitter sabe que tengo una flor en el culo, hablando mal y pronto. Algunos lo llaman infortunio en el amor, otros poder de antiheroína. Yo prefiero llamarlo estadística, como matemática que soy. Y es que, en resumen, participo en tantos sorteos que a fuerza tiene que tocarme alguno. Pero es que no son alguno. Son muchos.

Y hoy os traigo al blog la lista de todos ellos, porque a veces también se vive de dar envidia. Pero envidia sana. Que luego no queremos lágrimas ni sicarios que vengan a robarme mi buena suerte. ¿Verdad?

Dicho esto, empecemos con la lista de sorteos que me han tocado, casi todos ellos por twitter, lugar en el que participo en estas cosas. Y todos ellos con relación al mundo literario.


Relato: #OrigiReto2018 - In corpore sano (Abril 2)

Advertencia/TW: Este relato es desagradable, en general.

¿Que si recuerdo el día que me marché? Lo recuerdo como si hubiese sido ayer y al mismo tiempo, de forma tan confusa que podría tratarse de otra vida. Fue el mismo que soñé por primera vez con mi propia muerte, nueve horas antes de que Ramón —uno de nuestros internos más conflictivos— fuese devorado por las avispas carnívoras de Asia.

Hay momentos de neblina, que mi cerebro ha decidido omitir para ahorrarme los recuerdos, pero me contaron que fui de inmediato a internet, como una autómata, a comprar un billete de avión: solo ida. Tres días después de aquello y habiendo interpuesto más de mil kilómetros de distancia, todavía podía oler su sangre. Nunca había pensado que la sangre pudiese oler tanto... Ningún trabajo merece tener que vivir con estos recuerdos.

Relato: #OrigiReto2018 - Me lo iba buscando (Abril 1)

Nota previa: Este relato tiene un TW (advertencia) de acoso callejero.

—Proceda a reconstruir su versión de los hechos —autoriza la juez desde el estrado. Una tipa fea y rechoncha. Amargada; más seria que un modelo en una foto antigua—. ¿Cómo y dónde se encontró usted con la señorita A.S., acusación de este tribunal?

En el aire se nota el vicio y la podredumbre de la farsa que representamos; es tan densa que lo hace irrespirable. Ya me han condenado. Lo sé. Lo veo en sus ojos, es tan obvio que haría gracia de no estar hablando de la pena que quieren imputarme. Me aclaro la garganta y digo lo que el abogado me aconsejó.

—Ella estaba... Estaba simplemente allí. Salió del bar y vino hacia nosotros. Me pidió un mechero y supe que quería que fuese con ella. Alejarnos un poco. Le seguí el rollo, ¿entiende?

Relato: #OrigiReto2018 - LogItemps (Marzo 2)

Nota previa: Este relato está relacionado con Marzo #1: Fin de la cita y, aunque se pueden entender por separado, creo que tienen más gracia leyéndolos en orden. Así que ya sabes lo que tienes que hacer si has llegado aquí sin leer la primera parte.
Dicho esto, os dejo con el relato.